El grupo de las veinte naciones más poderosas del planeta (G20) prometió anoche dar una respuesta "fuerte y coordinada" a los problemas por los que atraviesa la economía mundial y a las actuales turbulencias de los mercados.

En un comunicado consensuado durante una cena de trabajo de los ministros de Finanzas en Washington, el G20 cita como desafíos los "riesgos derivados de las tensiones en los mercados de deuda soberana, la fragilidad del sistema financiero, la turbulencia en los mercados, el débil crecimiento económico y un inaceptable nivel de desempleo".

Los ministros se comprometieron igualmente a "hacer todo lo necesario" para asegurar la estabilidad del sistema bancario y a aplicar las medidas prometidas en los planes de ajuste presupuestario.

La declaración del G20, previa a la inauguración hoy en Washington de las asambleas anuales del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, se produce después de varias jornadas de enorme volatilidad en los mercados, provocadas por el temor a una nueva recesión a nivel mundial y a la posibilidad de que Grecia termine declarándose en suspensión de pagos.

El G20 no tenía previsto inicialmente adoptar ninguna resolución hasta hoy, pero la convicción de que se hace frente a una situación "grave", según varios de los asistentes a la cena de trabajo, aconsejó la publicación del mensaje.

Los miembros del G20 trataron en su agenda la regulación del sistema financiero y la situación macroeconómica internacional, según un comunicado.

Además, el G20, encabezado por el ministro de Economía francés, Francois Baroin, y el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, conversó acerca del impulso hacia un crecimiento sostenido y equilibrado, la reforma del sistema monetario internacional y la gobernabilidad global.

Se espera que la presidencia del G20, en manos de Francia, ofrezca una rueda de prensa tras la conclusión hoy de las reuniones, en las que se preparará la próxima cumbre de Cannes (Francia) el 3 y el 4 de noviembre.

El G20 concentra el 90 % del PNB mundial y está integrado por los países del Grupo de los Ocho (G8: Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Rusia), la UE, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica y Turquía.