El bailarín y coreógrafo neoyorquino Edward Villella decidió retirarse como director artístico del Miami City Ballet (MCB), una compañía de ballet que él mismo fundó hace 25 años y con la que acaba de regresar de una exitosa gira por Europa.

Según detalló hoy el MCB, Villella, que cumplirá 75 años el próximo 1 de octubre, dejará su puesto al final de la temporada 2012-2013, 29 años después de comenzar sus gestiones para crear una compañía de ballet clásico en Miami y con la intención de "continuar con su vida profesional".

"Mi ambición fue desde el principio dar a Miami y al sur de Florida una importante compañía de danza. Mi estrategia fue proceder con cautela y constancia", explicó Villella al anunciar su retirada.

En un comunicado, el presidente interino del Consejo de Administración del MCB, Ron Esserman, destacó el "extraordinario éxito" de Villella desde su modesto comienzo, "con diecinueve bailarines en un local de Lincoln Road, en Miami Beach, y un presupuesto de un millón de dólares".

"Hoy el MCB se ha convertido en una institución artística de primer orden, reconocida a nivel nacional e internacional", aseguró Esserman.

Villella fue solista y bailarín principal del New York City Ballet y recuerda como "un cenit" de su carrera su trabajo en Moscú en 1962 durante la crisis de los misiles de Cuba.

"Pese a la enorme brecha ideológica, la audiencia soviética me acogió como bailarín y me pidió un bis tras mi actuación, algo sin precedentes", explicó.

El otro cenit de su carrera, dijo, fue el pasado julio en París, cuando su compañía debutó en una sesión de tres semanas en el Teatro de Châtelet.

"Mis bailarines recibieron ovaciones de la gente en pie y una respuesta increíblemente entusiasta de la audiencia parisina. No podría estar más orgulloso de lo que han conseguido", añadió Villella para ilustrar el buen momento profesional en el que anuncia su retirada al frente del MCB.