La disidencia cubana en Estados Unidos anunció hoy en el Capitolio una nueva "fase" de denuncias y activismo en pro de los derechos humanos y la democracia en Cuba, inspirado, según explicó, en la "Primavera Árabe".

"Esta nueva fase es lo que estábamos esperando. Esas damas de apoyo que se nos unían... sin ningún dolor y sin ningún preso político, han querido también ir a las calles a protestar con nosotras, las Damas de Blanco", dijo Josefina López Peña, quien fue presentada en un acto en el Congreso como "cofundadora" de ese grupo.

"Las llamaría 'damas de hierro', que están demostrando su valor, con toques de cazuela frente a un Capitolio que eso nunca antes se había visto, manifestaciones bien profundas sin ningún tipo de miedo, y el pueblo se está acercando a ellas", aseguró la activista.

Sin embargo, desde La Habana, el grupo indicó que no se sentía representado por esta activista.

López Peña participó en una sesión informativa en el Congreso, organizada por la Asociación de Abogados Cubanoamericanos (CABA, por su sigla en inglés), sobre los derechos humanos en su país y las secuelas de la "ola de represión" de 2003, que fue génesis de las "Damas de Blanco".

Tanto CABA como los congresistas identificaron a López Peña como "cofundadora" del grupo.

Más adelante, en declaraciones a Efe, López Peña dijo que la "Primavera Árabe" -el fenómeno histórico de protestas en países como Egipto, Siria y Túnez- "sirve para tomar la experiencia" de esos movimientos prodemocracia y ya "se están viendo resultados", aunque pequeños, dentro de la isla.

"Hemos tomado una segunda fase de derechos humanos. Donde haya violaciones de los derechos humanos, allí vamos a estar nosotras; las Damas de Blanco han tomado esa experiencia, que no solamente es pedir libertad para los presos políticos sino también denunciar las arbitrariedades" bajo el régimen castrista, explicó.

"Vemos que hay sublevación ya del pueblo, vemos explosiones sociales en todas las provincias, en toda la isla. Está el pueblo saliendo a las calles, está apoyando a las Damas de Blanco, está apoyando a la mujer cubana... están perdiendo el miedo", enfatizó.

La legisladora republicana de Florida Ileana Ros-Lehtinen señaló que "ha habido cambios reales en Cuba y puede ser impacto de la Primavera Árabe".

"Ojalá que eso llegue a Cuba, aunque vamos admitir la realidad que es muy difícil para la disidencia, la oposición en Cuba" debido a su insularidad, observó la presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

Aún así, "más y más tienen más fuerzas las protestas; son pequeñas, no voy a exagerar, pero son muy pronunciadas porque antes no se veía nada de eso", subrayó Ros-Lehtinen.

Durante el acto, en una llamada telefónica desde Cuba, los abogados independientes Laritza Diversent y René Gómez Manzano, destacaron la importancia del apoyo de la comunidad internacional para los esfuerzos que ellos realizan para "promover el imperio de la ley" en Cuba.

Diversent destacó que practicar su profesión en la isla "es muy difícil porque nada más se puede trabajar para el Gobierno y la revolución cubana".

Por su parte, Gómez Manzano dijo que abogados como él están "absolutamente convencidos de la necesidad de que nuestro país recupere la libertad y regrese a la democracia".

Gómez Manzano consideró que Cuba es terreno fértil para un movimiento como el surgido en Oriente Medio, aunque, dijo: "por supuesto tenemos que conocer nuestros límites porque, desafortunadamente, hasta ahora, en Cuba no tenemos suficiente acceso" a las tecnologías de comunicaciones.

María Peña