La historia del colombiano Porfirio Ramírez hace bueno el viejo dicho de que la realidad supera siempre la ficción.

Ramírez secuestró un avión lleno de pasajeros en el 2005 sólo para hacerse oír. Años después del incidente, el mismo aeropirata protagoniza la película de su vida, "Porfirio", que se estrenó el viernes en San Sebastián dentro de la sección Horizontes Latinos.

"Aquel secuestro sí que fue un hecho como muy noticioso ese día, pero como hay mucha noticia, la gente se olvidó con el desayuno del día siguiente", dijo a The Associated Press el colombo-ecuatoriano Alejandro Landes, director de la cinta. "Pero se quedó conmigo y fue como una decisión muy instintiva ir y tocarle la puerta e indagar un poco más".

Ramírez vivía como desplazado por el conflicto armado en Colombia en el estado de Caquetá, al sur de su país. Hace casi 20 años, según relató el protagonista, se desató un tiroteo durante un registro policial en su domicilio.

Una bala le destrozó la columna vertebral y le condenó a una silla de ruedas.

Tras largos años litigando por una indemnización que le fue denegada, Ramírez, desesperado, decidió hacerse oír. Compró unas granadas explosivas, las escondió en los pañales de su hijo y el 12 de septiembre de 2005 se subió como un pasajero más a un vuelo regular con destino a Bogotá.

Ramírez secuestró el avión con unas 30 personas a bordo y exigió hablar con el entonces presidente Alvaro Uribe. La situación tuvo en vilo al país, pero se resolvió en apenas dos horas tras una negociación con las autoridades.

Ramírez pasó algún tiempo en la cárcel, pero después fue puesto en libertad atendiendo a su invalidez.

"Es una película muy real, pero no es una recreación", explicó Landes. "Toma retazos de realidad distintos y crea una realidad paralela. No es tan biográfico".

Landes relató que se fue ganando la confianza de Ramírez poco a poco hasta conseguir convencerle de hacer la película.

Después comenzó la tarea de convertirlo en actor.

"Nunca le di el guión para que el proyecte cosas", dijo. "Yo le proponía ejercicios mecánicos, que repitiera frases una y otra vez y todo el tiempo lo filmaba para que se sintiera cómodo con la cámara".

"Porfirio" se proyectó en la Quincena de Realizadores del pasado Festival de Cannes. Y después de San Sebastián, el objetivo de Landes es que llegue a las salas de cine de Europa y América Latina.

En principio, la película se exhibirá en Colombia el año próximo.

Landes fue autor del documental "Cocalero" sobre la campaña del presidente boliviano Evo Morales. En su opinión, Colombia, que en San Sebastián también ha presentado "Todos tus muertos", de Carlos Moreno, está despertando cinematográficamente.

"Latianoemerica hace muy buen cine y Colombia está metiendo muchas ganas, hay incentivos fiscales, se están haciendo más películas", dijo. "Todavía falta para producir el cine de la calidad de Argentina o México, pero esa es la dirección".

___

Jorge Sáinz está en Twitter como @Sainz_Jorge

___

En Internet:

http://www.sansebastianfestival.com/