El presidente del Banco de México dijo el viernes que la moneda del país debe apreciarse próximamente y calificó a la oscilación experimentada esta semana como un "impacto transitorio".

Agustín Carstens dijo a reporteros durante la reunión anual que el Fondo Monetario Internacional (FMI) inició el viernes que el tipo de cambio está "muy subvaluado, su valor no refleja la fortaleza de los fundamentos económicos en México".

"Es un movimiento que sí hay que vigilarlo, pero lo que refleja es un proceso global. Una vez que asienten los ánimos, se espera que los mercados se vuelvan más selectivos y empiecen a reconocer nuevamente las fortalezas de México", agregó.

El tipo de cambio intercambiario cerró el viernes a 13,68 pesos por dólar. El jueves terminó en 13,84 pesos por dólar, aunque en ventanillas llegó a cotizarse ligeramente por encima de los 14 pesos por dólar.