El papa Benedicto XVI inició hoy la segunda jornada de su visita de cuatro días a Alemania con un encuentro con representantes de la comunidad musulmana, a los que recibió en la Nunciatura Apostólica en Berlín.

Un total de 15 altos representantes del clero, asociaciones, organizaciones humanitarias y la enseñanza islámicas tuvieron ocasión de dialogar con el papa sobre las relaciones entre el cristianismo y los musulmanes, indicaron fuentes de la reunión.

A la misma asistieron, entre otros, el presidente del Consejo Central de los Musulmanes en Alemania, Aiman Mazyek, así como miembros de la Unión Turco Islámica y de la oficina de religión DITIB.

Las mismas fuentes señalaron que el encuentro tuvo un ambiente cordial tendente a superar las críticas dirigidas contra el papa hace cinco años cuando en una intervención en la localidad alemana de Ratisbona situó a los musulmanes y el Islám cercanos a la violencia.

Mayuzek expresó ayer su satisfacción por el discurso de carácter político que el papa ofreció en el Bundestag, el parlamento germano, al comentar que "tendrá mucho eco también entre los musulmanes".

"Cuando se le conoce se sabe que el papa argumenta a un alto nivel intelectual", señaló el presidente del Consejo Central de los Musulmanes en Alemania.

En Alemania residen entre 3,8 y 4,3 millones de personas de confesión musulmana, de las que un 45 por ciento tiene la ciudadanía germana y mas del 60 por ciento es originaria de Turquía.