Las autoridades chinas detuvieron el viernes a un grupo de periodistas surcoreanos y a otras personas por cuarto día bajo sospecha de espionaje durante un viaje periodístico cerca de la frontera de China con Corea del Norte, dijeron funcionarios en Seúl.

El diario Chosun Ilbo fue el primero en informar de las detenciones de viernes, al indicar que cuatro periodistas del diario JoongAng Ilbo, un investigador y un guía fueron detenidos el martes en una zona restringida por el ejército cerca del Río Tumen que sirve de frontera entre ambas naciones.

Tres funcionarios del Ministerio del Exterior de Corea del Sur confirmaron que los periodistas del JoongAng Ilbo fueron detenidos cerca del río y comentaron que eran retenidos en un hotel.

Sin embargo, negaron parte de la información publicada por el Chosun Ilbo al señalar que cinco personas y no seis estaban detenidas, que no podían confirmar el número de periodistas ni tampoco que hayan sido arrestados en una zona militar restringida.

Los funcionarios hablaron bajo condición de mantener el anonimato debido a la delicadeza de los esfuerzos que se llevan a cabo para lograr la liberación de los periodistas.

Un portavoz del Ministerio del Exterior de China en Beijing señaló que el organismo estaba analizando los informes pero se negó a hacer comentarios al respecto. En tanto, el diario JoongAng Ilbo se negó también a comentar sobre el incidente.

Uno de los funcionarios surcoreanos indicó que los periodistas viajaron con visas de turista. China exige a los periodistas extranjeros que obtengan visas de periodistas si desean informar desde el interior del país y ha expulsado o encarcelado a periodistas que han trabajado sin contar con las credenciales adecuadas.