Al menos tres países y varias instituciones privadas donaron el viernes más de 50 millones dólares al fondo de conservación Yasuní-ITT, un proyecto con el que Ecuador se compromete a no extraer petróleo en una zona selvática a cambio de recibir donaciones internacionales.

Italia, Colombia y Perú ofrecieron cifras exactas de contribución, mientras que otros países como España, México o Australia se comprometieron a donar su parte, sin especificar una cifra.

"La acogida ha sido extraordinaria", dijo el presidente ecuatoriano Rafael Correa en la sede de Naciones Unidas. "Todos han querido poner un granito de arena para que esta iniciativa tenga éxito".

El proyecto Yasuní-ITT es una iniciativa que busca dejar bajo tierra unos 846 millones de barriles de crudo pesado, para proteger una prístina zona selvática de la amazonia a cambio de recaudar unos 3.600 millones de dólares, una cifra equivalente al 50% del dinero que obtendría si se explotan esas reservas.

Correa se encuentra en Nueva York para promover el proyecto. El presidente dedicó gran parte de su agenda al tema el viernes, hablando sobre la iniciativa en la universidad New School, en Manhattan.

El gobierno de Ecuador espera reunir 100 millones de dólares antes de finales de año. El dinero irá a parar a un fondo que manejará Naciones Unidas. Italia aportó unos 48 millones de dólares el viernes, mientras que Perú donó 300.000 y Colombia 100.000 dólares.

Las cifras se fijaron durante una reunión en Naciones Unidas en la que participó el Secretario General del organismo, Ban Ki-moon.

"Esta es una idea innovadora", dijo el Secretario General de la ONU. "No es muy común que un gobierno escoja el desarrollo sostenible en lugar del dinero fácil".

El hecho de dejar bajo tierra los barriles de petróleo evitará contaminar el ecosistema y emitir grandes dosis de dióxido de carbono a la atmósfera.

Correa insistió el viernes en que los beneficios que obtendría Ecuador con la explotación petrolífera son mucho mayores que los que obtendría sin explotar.

"El principal contribuidor a esto Ecuador. Lo que más nos conviene es extraer el petróleo. El valor de ese petróleo es de 14.000 millones de dólares", dijo Correa. "Es dinero que necesitamos. Sin embargo, sabemos de nuestra responsabilidad y presentamos nuestra propuesta".

El presidente explicó por la mañana, durante una entrevista con The Associated Press, que su país no pide caridad, sino responsabilidad.

"No somos los culpables del calentamiento global, pero luchar contra este fenómeno es responsabilidad de todos", indicó.

Comunidades de Bélgica y Francia también se comprometieron a donar dinero, al igual que ciudadanos de todo el mundo, quienes pueden realizar contribuciones a través de la campaña de donación a Yasuní.

A pesar del éxito de la reunión del viernes por la tarde, Correa manifestó durante el día que la respuesta internacional ha sido pobre de momento y que Ecuador no ha llegado ni al 5% de la cantidad económica que esperaba recibir.

El país revaluará el proyecto en diciembre y si no se logra tener éxito, Ecuador podría iniciar la extracción petrolífera, dijo Correa.

____________________________

Claudia Torrens está en Twitter en @ClaudiaTorrens