El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, advirtió hoy a las economías avanzadas como EE.UU., la Unión Europea y Japón que sería "irresponsable" no actuar para evitar la recaída en una nueva recesión.

"Todavía creo que una doble recesión para las grandes economías es improbable. Pero mi confianza está siendo erosionada cada día por el continuado cúmulo de malas noticias", afirmó Zoellick, en la rueda de prensa de apertura de la reunión anual del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que se celebra en Washington.

Zoellick reiteró que el mundo está en una "zona de peligro" y que "al contrario que en 2008, cuando mucha gente dijo que no vieron venir las turbulencias, ahora no tienen esa excusa".

El presidente del Banco Mundial agregó, asimismo, que los países emergentes no están tan bien situados como previamente para hacer frente a una nueva crisis.

Por ello, alertó de que los "crecientes vientos de frente" para los países emergentes (caída de la inversión, descenso de la demanda externa) pueden provocar "tentaciones proteccionistas" si estos problemas se concretan.

Y recomendó, por último, que los líderes políticos se concentren en el crecimiento a largo plazo y la creación de empleo.