El quarterback Michael Vick regresó el jueves a las prácticas de los Eagles de Filadelfia, cuatro días después de sufrir una conmoción cerebral en un partido contra los Falcons de Atlanta.

En la porción de la práctica a la que tuvo acceso la prensa, Vick lanzó pases a algunos entrenadores, trotó con sus compañeros y participó en todos los fogueos con los otros quarterbacks, Mike Kakfa y Vince Young.

La participación de Vick en el entrenamiento significa que recibió el visto bueno del neurólogo de la NFL, una condición para volver a realizar actividades físicas, según el reglamento de la liga.

Vick arribó a la práctica con todos los protectores y el casco puestos. El miércoles, observó los entrenamientos vespertinos.

Los Eagles (1-1) enfrentan el domingo a los Giants (1-1).

Vick lanzó dos pases de anotación el domingo en un revés 35-31 ante Atlanta, pero no pudo continuar en el partido tras sufrir un golpe en la cabeza.