Los estadios de Emelec en Ecuador y Nacional de Uruguay no serán clausurados pese a los incidentes protagonizados por aficionados locales durante la disputa de partidos de la Copa Sudamericana, anunció el jueves la Conmebol.

El partido en que el visitante Olimpia le ganaba 2-1 a Emelec el martes en Guayaquil fue suspendido a los 81 minutos porque los hinchas locales lanzaron proyectiles al portero del club paraguayo, Martín Silva.

En tanto, en la noche del miércoles fue suspendido en el segundo tiempo el duelo entre Nacional y Universidad de Chile en el Parque Central de Montevideo tras la agresión sufrida por el árbitro asistente paraguayo Milciades Saldívar. El club visitante ganaba 2-0.

"Los estadios no serán clausurados, pero la Conmebol estipulará una multa a cada uno de los clubes locales con la advertencia severa de que no deben volver a repetirse este tipo de inconductas porque de ser así habrá sanciones más graves", señaló el secretario ejecutivo de la Conmebol, Francisco Figueredo.