Soldados en India logaron llegar el viernes a los últimos poblados que quedaron aislados tras un fuerte sismo que azotó la región himalaya el pasado fin de semana y que mató a más de 100 personas.

El general de la Armada S.L. Narasimhan dijo que los primeros soldados fueron llevados por aire a las nueve villas el jueves por la noche transportando alimentos y medicamentos para los casi 1.000 residentes varados después de que el sismo del domingo de magnitud 6,9 provocó deslaves que bloquearon caminos. El mal clima no había permitido a los helicópteros aterrizar.

Narasimhan dijo que más soldados lograron abrirse paso hasta los poblados por tierra después de recorrer senderos montañosos.

El sismo mató a 106 personas en el noreste de India, Nepal y Tíbet.