La perspectiva de que el Congreso votará sobre tres tratados de libre comercio estancados desde hace mucho tiempo recibió un enorme impulso el jueves con la aprobación del Senado a una iniciativa de ley que ayuda a los trabajadores que pierden su empleo debido a la competencia extranjera.

El Senado aprobó por 70-27 revivir cláusulas de una ley de estímulo económico del 2009 que incrementa los beneficios bajo la Asistencia por Ajuste Comercial, un programa de la era Kennedy que proporciona capacitación y apoyo financiero a trabajadores desplazados por el comercio internacional.

La votación positiva elimina un obstáculo crucial para que el presidente Barack Obama envíe al Congreso los tratados de libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur para su aprobación final. Obama, aunque apoya los tratados comerciales, los ha vinculado a la extensión del programa de ayuda a trabajadores.

La iniciativa de apoyo a trabajadores desplazados pasa ahora a la Cámara de Representantes, donde líderes del Partido Republicano han prometido apoyarla, junto con los tratados de libre comercio.