Dos oficiales fronterizos dispararon e hirieron a un hombre en el cruce fronterizo de mayor actividad del país después de que el civil se pusiera nervioso al ser interrogado, corrió y disparó una pistola de balines, lo que causó que se suspendieran temporalmente el tránsito pedestre hacia Estados Unidos en el puesto de control de San Diego, informaron autoridades.

El teniente de la policía de San Diego, Kevin Rooney, dijo que las pistolas de balines o de arranque son utilizadas en carreras hípicas o de vehículos y no son letales, pero a la vista de todos el objeto metálico aparenta ser un arma.

Rooney dijo que no sabía la nacionalidad o cuántas veces fue alcanzado.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 5:00 de la tarde del jueves en el puerto de entrada de San Ysidro, en el área para procesar los cruces de peatones hacia Estados Unidos, dijo la portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza Jackie Wasiluk.

En un comunicado, Wasiluk dijo que la agencia suspendió temporalmente el procesamiento de cruces de peatones hacia Estados Unidos en San Ysidro, pero que espera que las operaciones se reanuden pronto.

Danny Calderon, portavoz del Departamento de Bomberos, dijo que la persona herida no era un oficial y que fue llevada a un centro de salud para recibir tratamiento. Otras dos personas sufrieron golpes y raspones en la refriega.

La policía investigará si el uso de la fuerza por parte de los oficiales fronterizos estaba justificado mientras que las autoridades federales determinarán si el hombre podría enfrentar cargos.

San Ysidro es el cruce fronterizo de mayor tránsito de Estados Unidos, con unos 50.000 vehículos y 25.000 peatones ingresando al país todos los días.

La semana pasada todo el tráfico hacia Estados Unidos fue detenido en el cruce después de que un andamio instalado para proteger a los vehículos de una construcción elevada se colapsó sobre ocho carriles, hiriendo seriamente a un empleado de la construcción. Otros 10 fueron llevados a hospitales con heridas menores.