La aprobación por el Consejo de Administración del canal público Radio Televisión Española (RTVE) de que sus miembros puedan tener acceso al sistema de producción de los informativos y, por tanto, la posibilidad de un control previo de la información, ha desatado una gran polémica en España.

La medida fue propuesta por la consejera representante del Partido Popular (PP, centroderecha) Rosario López Miralles y votaron a favor del acuerdo los otros tres consejeros de este grupo, así como el representante de los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió (CiU).

Se abstuvieron los del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y del sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.) y los independentistas catalanes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

En contra de esa medida votaron los representantes de Izquierda Unida y del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT).

Sin embargo, tras anunciarse la aprobación de esta medida, dirigentes de los partidos manifestaron estar en contra del acuerdo.

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones del 20 de noviembre, Alfredo Pérez Rubalcaba, calificó hoy de "error" la decisión y expresó su confianza en que se revoque la medida.

El vicesecretario general de Política Territorial del PP, Javier Arenas, también se mostró hoy contrario al acuerdo, que dijo es "un error", al tiempo que pidió que se rectifique.

La medida de control previo fue rechazada por el Consejo de Informativos del TVE, que considera que es "un ataque directo a la libertad y la independencia de los profesionales de la información".

También la rechazó de forma inmediata la Asociación de la Prensa de Madrid, que se propone estudiar la posibilidad de interponer una reclamación judicial.

El presidente de esta asociación, Fernando González Urbaneja, dijo a Efe que este acuerdo "es uno de los mayores atentados a la profesionalidad de los periodistas cometido en España en los últimos tiempos".

Entre las reacciones de rechazo está también la del presidente de la Agencia de noticias Efe, Álex Grijelmo, quien calificó la decisión de "aberración democrática".

Ante la gran polémica desatada, el Consejo de Administración de RTVE tiene previsto reunirse este viernes para analizar la posible revocación de la medida adoptada el miércoles, informaron hoy a Efe fuentes próximas al órgano colegiado.

El Consejo de Administración de RTVE es un órgano compuesto por doce miembros en representación de los principales grupos parlamentarios españoles y sindicatos mayoritarios.

El PP, el principal partido de la oposición en España, denunció en las últimas semanas que los informativos del canal público de televisión dedican más tiempo al candidato socialista en las próximas elecciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, que a su aspirante, Mariano Rajoy, críticas rechazadas por la dirección de TVE que afirman que ambos reciben el mismo tratamiento.

A dos meses de las elecciones, los sondeos pronostican una amplia victoria del PP, que podría superar la mayoría absoluta de 176 escaños.