Quince gremios médicos suspendieron hoy el paro de 48 horas organizado para mañana y el viernes en rechazo a la supuesta intención del Gobierno de "privatizar" los servicios de salud y el despido de colegas, luego de alcanzar un entendimiento con las autoridades sanitarias.

El entendimiento se logró tras varias horas de negociación entre los dirigentes de los quince gremios que integran la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), que había convocado el paro, y el director de la Caja de Seguro Social (CSS), Guillermo Sáez-Llorens.

El coordinador de la Comenenal, Julio Osorio, confirmó a los periodistas el acuerdo alcanzado y la decisión de los galenos de suspender la medida de fuerza.

"Hemos llegado a un acuerdo, creo que hay una buena voluntad de parte y parte sobre temas tan sensitivos como las posibilidades de privatización de la salud que han sido negadas por las autoridades de la CSS", dijo Osorio.

El dirigente médico reconoció que la privatización era uno de los puntos "álgidos" del paro, y que ahora, tras el acuerdo, se ha establecido un cronograma de tres meses para establecer un diálogo sobre este y otros asuntos que son "sensitivos" para lograr una mejor atención de los pacientes.

"Espero que durante esos tres meses los avances (en las conversaciones) se vayan dando a medida que se cumplan las metas", añadió el dirigente médico.

Además del rechazo a la privatización y el reenganche de los colegas despedidos "ilegalmente", los médicos también exigían la no contratación de especialistas extranjeros y el cumplimiento de "acuerdos pactados" con anterioridad que incluyen reivindicaciones salariales.

Sáez-Llorens señaló que ambas partes coincidieron en que no se quiere la privatización de los servicios de salud, mientras que en relación a los médicos extranjeros se acordó un plan para analizar dónde se podrían dar "necesidades puntuales" en este aspecto.

Con relación a los acuerdos de huelga pactados con anterioridad, el jefe de la CSS dijo que a la entidad a su cargo le interesa cumplir con los mismos "para beneficio de todos los funcionarios (de la entidad) y de todos los pacientes".

Por otro lado, Sáez-Llorens aseguró que mañana los hospitales de la Caja de Seguro Social trabajarán normalmente, e instó a los pacientes a que acudan a atenderse.

De haberse producido, el paro hubiera afectado los servicios médicos de la CSS, envuelta ahora en una grave crisis a raíz de la presencia de una bacteria hospitalaria a la que se vincula con la muerte de más de 60 pacientes en los últimos meses.

También habría repercutido en los hospitales del Ministerio de Salud, aunque en estos, así como en los de la CSS, se iban a mantener operativas las áreas de emergencia y cuidados intensivos, según los convocantes a la huelga.

La Comenenal esperaba que el 70 % de los más de 6.000 galenos del país acatarían la huelga, que también era apoyada por los gremios sindicales que integran el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso).