Los principales países emergentes dijeron el jueves que están listos para ayudar a estabilizar la economía mundial y advirtieron que si Europa no resuelve oportunamente su endeudamiento podría degenerar en una nueva crisis financiera.

Los ministros de finanzas de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, conocido con el acrónimo BRIC, dijeron que la ayuda sería canalizada a través del Fondo Monetario Internacional (FMI) u otras instituciones financieras, pero no brindaron detalles sobre el monto disponible ni su ejecución al conceder una conferencia de prensa previa a la reunión anual que el FMI celebrará este fin de semana.

El ministro brasileño de finanzas Guido Mantega advirtió sobre el riesgo de que se desate una "crisis de grandes proporciones" que "puede contagiar a otras naciones" pero señaló que puede solucionarse si hay una "decisión rápida" respecto a la deuda pública de Grecia.

"En 2008, los BRIC y el G20 conseguimos ser rápidos. Tomamos decisiones rápidas, osadas y en conjunto y eso nos permitió (alcanzar) una solución rápida", dijo Mantega. "Los europeos deben ser rápidos, osados y coperativos entre sí. Eso es lo que recomendamos".

Las economías emergentes han manejado la crisis financiera del 2008 bastante mejor que los países desarrollado, aportando cerca del 50% del crecimiento económico mundial.

Pero también han padecido algunos obstáculos como la apreciación de las monedas y un incremento inflacionario, que atribuyen a las naciones desarrolladas.

Los países BRIC representan el 40% de la población mundial y el 15% del comercio global.

____

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo