El presidente de la aerolínea chilena LAN, Ignacio Cueto, dijo hoy que la fusión de la empresa con la brasileña TAM tomará entre cuatro y cinco meses, tras ser aprobada este miércoles por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

Aún quedan pendientes varios trámites administrativos, señaló Cueto durante un seminario empresarial celebrado en Santiago, en el que precisó que la fusión, que dará origen la mayor aerolínea de la región, debiera concretarse en el primer trimestre de 2012.

LaTAM, la nueva aerolínea tendrá un valor bursátil de unos 12.140 millones de dólares.

El TDLC condicionó la fusión a la realización de once medidas de mitigación, como forma de garantizar la libre competencia en diversas rutas aéreas de la región, principalmente entre Santiago y Sao Paulo y entre Santiago y Lima.

En lo básico, la nueva aerolínea deberá ceder algunas frecuencias de esas rutas a otras compañías interesadas, así como extender los beneficios de sus programas de pasajeros frecuentes a clientes de otras empresas, entre otras medidas.

Tal como LAN dijo en un comunicado, Ignacio Cueto consideró hoy el fallo del TLDC "un paso más" hacia la fusión y confirmó que la empresa está analizando las medidas de mitigación que determinó el tribunal.

En Chile, la aprobación de la operación afrontó varias trabas, entre ellas los recursos presentados por una aerolínea local (PAL) y organizaciones de consumidores, tendentes a evitar la fusión, que tras la resolución emitida este miércoles, sólo podría ser evitada por la Corte Suprema de Justicia.

Una de las organizaciones recurrentes fue la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus), cuyo presidente, Hernán Calderón, se declaró hoy satisfecho con la resolución y anuncio que la entidad no recurrirá a la Corte Suprema.

"La preocupación que nosotros teníamos es en cuánto podía afectar a la libre competencia esta empresa que se va a formar, pero además en cuánto podía afectar a los consumidores", dijo Calderón.

En declaraciones a radio ADN, Calderón precisó que Conadecus no se oponía a la fusión en sí. "Nosotros nunca declaramos que estábamos en contra de la fusión, lo que solicitábamos es que hubiera compensaciones, mitigaciones y condiciones para que se fusionaran", explicó.

La inquietud, "también iba dirigida al valor de los pasajes aéreos, tanto internos como hacia el exterior, por la falta de competencia", dijo, y valoró positivamente que la resolución haya tocado ese punto, advirtiendo a las empresas "que no pueden oponerse judicialmente".

"Puede significar que también haya una apertura de vuelos internos en Chile, para las líneas que solamente llegan al aeropuerto internacional y no pueden hacer viajes internos", añadió y señaló que se necesita crear condiciones para permitir la competencia de otras líneas aéreas.

"Sabemos que el mercado aéreo es muy concentrado, no solamente por la fusión de empresas sino también por los acuerdos de códigos compartidos, que en el fondo son cesiones de rutas a condición que los otros no operen las que ellos tienen", concluyó.

Las medidas de mitigación ordenadas por el TDLC provocaron el miércoles una bajada del 0,57 % en el valor de las acciones de LAN en la Bolsa de Comercio de Santiago, hasta los 12.949 pesos (unos 25,89 dólares).

En tanto, en la jornada de este jueves, hasta el mediodía (15.00 GMT) los papeles de la aerolínea caían un 4,63 %, hasta los 12.350 pesos (24,7 dólares).