El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE/Archivo