La compañía nacional uruguaya de energía, UTE, y la argentina IMPSA firmaron un acuerdo de compra venta de energía que implica la construcción de dos parques eólicos con una inversión de 165 millones de dólares, informó hoy la empresa originaria de Mendoza en un comunicado.

Este acuerdo, que tendrá una vigencia de 20 años, responde a una licitación promovida por UTE y el Gobierno uruguayo.

Los parques eólicos que se tendrán que construir en virtud del acuerdo serán los primeros de la empresa en Uruguay y estarán ubicados en los departamentos de Lavalleja y Maldonado y tienen previsto comenzar sus obras a finales de este año.

Según la empresa, se estima que los parques estarán en funcionamiento 18 meses después del inicio de la obra, que generará más de 2.500 puestos de trabajo directos e indirectos.

Las normas establecidas por el Gobierno uruguayo y UTE indican que una parte importante de los equipamientos se fabricarán localmente con la idea de iniciar un plan industrial que permita realizar transferencias de tecnologías hoy inexistentes en el país y generar una red importante de fabricantes, constructores y proveedores locales.

Además, IMPSA se comprometió a entrenar técnicos y profesionales locales para dirigir el centro de servicios en el país y poder así realizar la operación y mantenimiento de parques eólicos en Uruguay.

La energía producida en el parque abastecerá de energía renovable a más de 92.500 hogares de la región y significará dejar de emitir 112.500 toneladas de CO2 al año, añadió la empresa.

En la actualidad IMPSA es el mayor generador de energía eólica en Latinoamérica y la única empresa en la región con dos centros de producción de aerogeneradores en distintos países, Brasil y Argentina, con una capacidad de fabricación total de hasta 1.000 MW, apuntó la compañía en la nota de prensa.