Una batalla encarnizada en torno a las fronteras de algunos distritos electorales podría quedar resuelta en noviembre, de acuerdo con la decisión que tomó el miércoles un juez de Carson City.

La batalla legal se centra en si la creciente población hispana del estado debe tener su propio distrito electoral. Los hispanos ahora constituyen una cuarta parte de la población total de Nevada.

Los distritos electorales son renovados cada 10 años de acuerdo con los datos del censo. Los legisladores demócratas y republicanos de Nevada se han acusado mutuamente de tratar de manipular el proceso a fin de obtener alguna ganancia política.

En tanto, el juez federal de distrito James Russell calculó que podría emitir una decisión final sobre este aspecto de los nuevos distritos electorales del estado para el 15 de noviembre de acuerdo con un calendario propuesto que daría tiempo a los opositores a apelar la decisión, tal como se espera, independientemente del resultado del mismo.

Están en juego las fronteras de los distritos electorales que decidirían los comicios al Congreso, al Senado estatal y a la Asamblea estatal antes de los comicios del 2022.

El nuevo cronograma solicita que tres expertos en el diseño de mapas políticos lleven a cabo un par de audiencias públicas tanto en Las Vegas como en Carson City el mes próximo. Russell también exigió durante una audiencia en la corte de Carson City el miércoles que los expertos terminen su primer boceto de los distritos electorales para el 21 de octubre.

Russell indicó que entonces se tomará una decisión final para el 15 de noviembre, lo que daría a la Corte Suprema de Nevada aproximadamente tres meses para resolver definitivamente la disputa antes de que los candidatos presenten sus candidaturas para los comicios del 2012.