Joaquín Sabina está ilusionado: después de más de tres décadas de carrera, finalmente llegó el momento y en octubre cantará por primera vez en Estados Unidos.

Aún falta cerca de un mes para su gira por Los Angeles, Miami y Nueva York, pero el cantautor español ya está trabajando en un nuevo proyecto: un disco grabado en estudios con su compatriota Joan Manuel Serrat, que planean lanzar en enero o febrero del año próximo y que lo traería nuevamente a este país.

"Estoy calentito, pensando en poner el pie ahí. Y espero que a partir de marzo, que hago una gira con Joan Manuel Serrat, que sí ha estado muchas veces por ahí, volvamos" a Estados Unidos, manifestó Sabina en una entrevista exclusiva reciente con The Associated Press.

"Ahora mi ilusión es poner un pie en Nueva York, otro en Miami y otro en Los Angeles", dijo Sabina, y de inmediato explicó que como no ha estado antes en este país, los conciertos serán antológicos, como un repaso de su carrera y sus discos.

Desde sus comienzos a finales de la década de los 70, Sabina se concentró casi exclusivamente en Latinoamérica y España. En parte, dijo en la entrevista, porque a los empresarios no les interesaba contratarlo para Estados Unidos.

Pero también por la "complicidad" que dice sentir con los países latinoamericanos, que le han servido de inspiración para su música.

El autor de "Mentiras piadosas", "Medias negras" y "Nos dieron las diez", postergó a finales de mayo por cinco meses sus presentaciones en Estados Unidos debido a una infección estomacal.

Los conciertos fueron reprogramados para el 16 de octubre en Nueva York, el 20 de octubre en Los Angeles, y el 23 de octubre en Miami. Posteriormente llevará su música a los escenarios de México, donde prevé presentarse entre el 30 de octubre y el 12 de noviembre.

En diálogo con la AP, el cantante de 62 años dijo que su afección intestinal fue "una tontería" y que ya está "estupendamente" de salud, listo para viajar. De hecho, tras un reposo de seis semanas, ya se ofreció algunos conciertos en España.

El disco que ha grabado con Serrat en Madrid en estos días es tan importante que ha postergado el lanzamiento de otro álbum propio que pensaba sacar en su país a finales de año.

La idea de sacar un CD con Serrat surgió, al parecer, de manera sorpresiva y ambos decidieron concretarla: "Se nos ha atravesado este tren y los dos hemos decidido tomarlo", expresó Sabina.

Serrat y Sabina compartieron en el 2007 la gira "Dos pájaros de un tiro", que los unió en los escenarios de toda Latinoamérica y España en una gira de la cual sacaron un álbum en vivo.

La experiencia fue tan gratificante para ambos, que decidieron repetirla ahora, pero pensaron que esta nueva gira "sería injustificable si no tuviera unas canciones nuevas de bandera", indicó Sabina. Y por eso surgió el proyecto de sacar un disco con temas de los dos iconos españoles.

Las canciones, unas 13 o 14, "son completamente nuevas, están escritas todas a cuatro manos y van a ser cantadas a dos voces", reveló Sabina, pero no dijo cómo se llamará el disco.

Para componer las letras, Sabina pasó 10 días en la casa de veraneo que Serrat tiene en Menorca, en las Islas Baleares de España; y el autor de "Mediterráneo" lo visitó unos días en su casa de descanso del Mar de Cádiz.

"Allí arrancamos unos esqueletos de canciones que luego los hemos estado trabajando y en estos días hemos estado grabando en Madrid", dijo Sabina, que inició su carrera cantando en bares y el tren subterráneo de Madrid y Londres durante su adolescencia.

La gira de conciertos de ese disco comenzará por Argentina, donde prevén compartir escenario en el Luna Park con 20 presentaciones.

Para Sabina, Buenos Aires tiene un sabor especial, que trasluce no sólo en el hecho de que allí arranca su gira sino también en varias de sus canciones, en donde habla tanto de Ernesto "Che" Guevara, como de la "Bombonera" (estadio del club de fútbol Boca Juniors), el tango y las mujeres porteñas.

"Buenos Aires tiene una acumulación de cultura urbana, desde el tango hasta (Jorge Luis) Borges, hasta (Julio) Cortázar, hasta las esquinas con los cafés, los periódicos en la madrugada, los boliches", respondió el cantautor español al ser consultado si sentía un atractivo especial por la capital argentina.

"Todo eso, esa vieja cultura bohemia, urbana. Siempre me identifiqué mucho con ella", explicó el cantante, quien reveló que teme al paso del tiempo, "feroz, implacable, misericorde".

___

En Internet:

https://www.jsabina.com

___

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon