El presidente de Bolivia, Evo Morales, hizo hoy un llamamiento a "refundar" la ONU y fustigó al Consejo de Seguridad por no servir para la paz sino para la guerra.

En su intervención ante la Asamblea General que reúne en Nueva York a dirigentes de 193 países, denunció que dicho órgano ha sido cómplice de los bombardeos de la OTAN en Irak o en Libia, con el objetivo de apropiarse de los recursos naturales de esos países.

También criticó que las resoluciones de la ONU, aprobadas por una mayoría de naciones, no se cumplen y citó la condena al bloqueo económico y comercial de Estados Unidos contra Cuba que se repite desde hace 20 años sin resultados.

Evo Morales denunció que "el imperialismo busca controlar fuentes de energía en todo el mundo" y que el Consejo de Seguridad en realidad debía llamarse de "inseguridad".

"¿Para que sirven estas Naciones Unidas?", se preguntó.

El mandatario estadounidense respaldó la demanda palestina de ingresar como Estado de pleno derecho en la ONU, mientras que acusó a Israel de "bombardear y quitar tierras a los palestinos".

Al referirse al narcotráfico, dijo que la DEA de Estados Unidos utiliza este fenómeno con "fines políticos" y abogó por la responsabilidad compartida entre productores y consumidores.

Asimismo, abogó porque los países en vías de desarrollo defiendan la "cultura de la paz" frente a "la cultura de la muerte" que llevan a cabo las potencias mundiales.

El presidente boliviano solicitó además que la ONU declare 2013 como Año Internacional de la Quinua, cereal del que su país es uno de los principales productores.