El Banco Mundial (BM) está a punto de aprobar un crédito de 260 millones de dólares para Uruguay diseñado como precaución ante los impactos de la crisis global, informó hoy el representante del organismo con sede en Washington en Uruguay, Peter Siegenthaler.

En declaraciones recogidas por la emisora El Espectador, Siegenthaler indicó que las discusiones entre las autoridades del banco y el gobierno uruguayo "están muy avanzadas" para "conseguir concretar este préstamo, que es de apoyo a las políticas de desarrollo del Uruguay".

Según dijo el banquero, esta negociación surgió a petición de Uruguay, que pidió el préstamo previendo turbulencias económicas debido a la crisis global.

Este préstamo "se enmarca dentro del apoyo al Uruguay en su estrategia precautoria de financiamiento que está armando para el blindaje de las finanzas públicas ante un posible choque externo por complicaciones de la situación económica global", explicó Siegenthaler.

"Inicialmente esta ayuda iba a ser de cien millones", pero "hemos discutido bastante sobre un aumento del monto y propusimos un monto de 260 millones de dólares" debido al convencimiento del BM de "apoyar la estrategia de financiamiento precautorio que programó Uruguay".

Siegenthaler explicó que este préstamo tendrá una modalidad según la cual el gobierno uruguayo podrá retirar dinero de ese fondo durante un período de tres años según su necesidad.

Además, a este préstamo habría que agregarle la intención del BM de entregar otros 200 millones de dólares adicionales que podría facilitar según lo que suceda con la situación global.