Las delegaciones de Estados Unidos y de la Unión Europea (UE) abandonaron hoy el pleno de la Asamblea General de la ONU durante el discurso del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, que fue muy crítico con Washington y con el Holocausto judío.

Ahmadineyad calificó a Estados Unidos y a las demás potencias occidentales de ser "poderes arrogantes", defender los totalitarismos y ser los causantes de las desigualdades sociales y la recesión económica global.