La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, subrayó hoy la estabilidad y las saneadas políticas y económicas de su país como elemento fundamental para atraer inversiones extranjeras.

"Somos conscientes de los muchos retos que tenemos por delante, pero también de que Costa Rica tiene los elementos fundamentales para destacar en la región", aseguró Chinchilla durante una cena con inversores estadounidenses y latinoamericanos en el Council of the Americas de Nueva York.

Chinchilla, que participa en las reuniones y debates públicos del 66 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, destacó ante su audiencia de empresarios e inversores que su país tiene "un sistema político estable basado en el respeto de la ley y políticas económicas saneadas".

Igualmente destacó su posición geográfica, "una fuerte red social y profundo respeto al medio ambiente".

La costarricense, que ha sido la primera mujer en Costa Rica en llegar a la presidencia y entre las pocas latinoamericanas que actualmente tienen posiciones similares, señaló también que su país quiere "ampliar y mejorar la educación pública a todos los niveles".

Costa Rica, dijo Chinchilla, dedica más del siete por ciento de su producto interior bruto (PIB) a la educación pública, un porcentaje entre los más altos de la región, al tiempo que subrayó que "la educación es una prioridad" de su administración.

Agregó que su gobierno está poniendo en marcha un programa global que hará que en los próximos seis años la totalidad de las escuelas públicas sean completamente bilingües, y que para 2015 también todas esas instituciones académicas estarán conectadas a Internet por banda ancha.

"Latinoamérica ha reconocido que tenemos que dar más a nuestros jóvenes. Ellos son nuestro activo más importante", dijo Chinchilla, que reconoció que "uno de los problemas más importantes que hay en América Latina es el fracaso escolar".

La presidenta costarricense se refirió también a que casi el 40 % de sus exportaciones son productos de alta tecnología, "lo que es una cifra más alta que las de China o Irlanda", y señaló su compromiso para mejorar las infraestructuras de su país.

"Necesitamos mejorar las carreteras, los transportes y el sector de la energía", entre otros, dijo Chinchilla, quien señaló que tiene presupuestado un plan de inversiones de 5.000 millones de dólares, que se ejecutará en los próximos años mediante una mezcla de créditos internacionales, inversiones públicas y participación del sector privado.

Igualmente, se refirió a que Costa Rica está reforzando sus capacidades institucionales y jurídicas, al tiempo que pone en marcha programas para la prevención del abuso de drogas y del crimen.

"Costa Rica sigue siendo uno de los países más seguros de Latinoamérica y haremos todo lo que sea necesario para mantenerlo así", agregó.

En cuanto a la situación económica señaló que su país ha puesto en marcha acuerdos comerciales con la Unión Europea (UE), China y Estados Unidos, destacó las exenciones fiscales de su país y que es el mayor exportador de alta tecnología de la región.