Científicos del laboratorio de física más grande del mundo dijeron el jueves que han registrado la velocidad de una partícula subatómica superior a la velocidad de la luz, lo cual, de ser cierto, quebraría un pilar fundamental de la física.

Se supone que nada supera la velocidad de la luz. Pero los científicos dijeron que los neutrinos — una de las partículas mas extrañas — superaron la barrera cósmica de los 299.792 kilómetros por segundo (186.282 mps).

La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN por sus siglas en francés) dijo que las velocidades fueron detectadas en un haz de neutrinos disparado desde Ginebra a un laboratorio en Italia a 730 kilómetros de distancia.

Los desconcertados científicos pidieron a otros colegas que verifiquen en forma independiente las medidas o encuentren otras explicaciones.

"De confirmarse, esto sería un descubrimiento sensacional y por lo tanto hay que tratarlo con sumo cuidado", afirmó John Ellis, físico teórico del CERN que no participó en el experimento.

Se supone que nada se mueve a mayor velocidad que la luz, al menos según la teoría especial de la relatividad de Albert Einstein. Pero se ha observado a neutrinos superar ese límite.

CERN dice que un haz de neutrinos disparado desde un acelerador de partículas cerca de Ginebra a un laboratorio en Italia a 730 kilómetros (454 millas) viajó 60 nanosegundos más rápido que la velocidad de la luz. Los científicos calcularon el margen de error en 10 nanosegundos, lo que torna la diferencia estadísticamente insignificante. Pero dada la enormidad del descubrimiento, pasaron meses controlando una y otra vez los resultados para comprobar su precisión.

Los investigadores del CERN ahora apuntan sus miras a Estados Unidos y Japón para confirmar los resultados.

Un experimento similar con neutrinos en el Fermilab, cerca de Chicago, sería capaz de efectuar las pruebas, dijo Stavros Katsanevas, subdirector del Instituto Francés de Investigación Nuclear y Física de las Partículas.

Katsanevas, que participó en el experimento, dijo que también podría recibirse ayuda del experimento T2K de Japón, aunque está interrumpido desde el maremoto y ola gigante de marzo.

Los científicos coinciden en que, de confirmarse los resultados, obligaría a revisar críticamente las leyes de la naturaleza, empezando con la teoría de Einstein de 1905.

La relatividad especial, que explica todo desde los agujeros negros hasta la teoría de la Explosión Primordial que dio origen al universo, es el fundamento "de casi todo en la física moderna", afirmó Ellis. "Ha funcionado perfectamente hasta ahora".

Pero advirtió que los investigadores también deberían explicar por qué no se detectaron resultados similares antes, como cuando se observó una supernova en 1987.