Bryan Habana impuso una nueva marca de trys anotados al llegar a 39 en su carrera y el equipo de Sudáfrica despedazó al de Namibia al anotar 12 trys y se impuso por 87-0 en un partido disputado el jueves en el Estadio North Harbour de Auckland.

Habana igualó la marca que pertenecía a Joost van der Westhuizen y que impuso en junio del 2010 y luego terminó una sequía de 11 pruebas, la más larga de su carrera de siete años al anotar a los 22 minutos.

Los sudafricanos rápidamente convirtieron este partido en una paliza de proporciones épicas a medio partido y un pase del lock Danie Rossouw se le escapó a dos compañeros y fue suficiente para que Habana lo tomara y anotara frente a la tribuna.

Fue apenas el segundo try conquistado de un total de 12 y los campeones vigentes consiguieron su marca más abultada en un Mundial y empataron su racha de victorias en un torneo, que es de 10 triunfos y que impusieron sus predecesores en las Copas del Mundo de 1995 y 1999.