El relevista Kerry Wood siguió sin tener suerte con las lesiones en su regreso a Chicago para unirse a los Cachorros, el equipo que lo hizo debutar en las Grandes Ligas.

Wood, que como el resto del equipo no ha tenido la mejor de las temporadas, anuncio que no saldrá más al montículo por lo que resta de la competición regular.

El motivo de su baja con el equipo es el desgarre muscular que sufre en la rodilla izquierda.

El relevista de 34 años tendrá que pasar por el quirófano para que le hagan una artroscopia cuando concluya la temporada regular el próximo 28 del presente mes.

Wood explicó que había sufrido el desgarre dos horas después de haber concluido su partición en el partido que los Cachorros disputaron el pasado fin de semana ante los Astros de Houston.

El veterano lanzador derecho había trabajado una entrada y un tercio en blanco, pero Wood reconoció que fue algo con el que estuvo batallando durante casi un año y medio.

"Sabía que en cualquier momento podría empeorar de las molestias que ya arrastraba y ahora me tocará estar más de dos meses para recuperarme", comentó Wood.

El lanzador derecho, que en su primera etapa con los Cachorros fue un abridor estelar, dijo que espera ser parte del bullpen del equipo de Chicago el próximo año si la organización le ofrece un contrato.

"No quiero jugar en otra parte y quiero permanecer aquí", destacó Wood. "Si me necesitan otra vez, regresaré".

Wood, que firmó por un año y un salario de 1,5 millón de dólares durante el pasado invierno, logró marca de 3-5, un salvamento y 3,35 de efectividad.

Desde que llegó hace 13 temporadas a los Cachorros, Wood ha jugado 11 con el equipo de Chicago y las dos anteriores perteneció a equipos de la Liga Americana.