El Tribunal de Apelación del Oeste de Suecia aceptó hoy la solicitud del fabricante de automóviles Saab Automobile para reestructurar la empresa y suspender pagos.

El fallo señaló que tanto Saab Automobile, como sus filiales Saab Automobile Powertrain y Saab Automobile Tools, cumplen las condiciones para aprobar la solicitud y que existen las premisas para que se produzca una reestructuración con éxito de la empresa.

Apelación revocó así el dictamen inicial del tribunal de Vänersborg, que había rechazado la solicitud de Saab el pasado día 8 y que ahora deberá de nombrar un administrador judicial para asumir el control temporal del fabricante sueco.