Soldados indios en helicópteros y conduciendo maquinaria pesada limpiaban carreteras y luchaban el miércoles para llegar hasta un proyecto hidroeléctrico en el noreste de India donde al menos 17 personas murieron por una serie de deslaves provocados por un fuerte terremoto.

Un sismo de 6,9 de magnitud que sacudió al área el domingo por la noche mató a por lo menos 91 personas en el noreste de India, en el Tíbet y en Nepal.

Los esfuerzos de rescate se ha visto obstaculizados por los fuertes aguaceros y aludes en esa remota región montañosa de la India. Varios de esos deslaves destruyeron el área alrededor de la planta hidroeléctrica que es construida a lo largo del Teesta, un río alimentado por un glaciar de los Himalayas en la región norte del estado indio de Sikim, afirmó Jigmee Bhutia, un funcionario de la empresa Teesta Urja Co. que construye la planta.

Prakash Wakankar, representante de Teesta Urja Co., informó que nueve trabajadores murieron cuando el vehículo donde se transportaban quedó enterrado durante el sismo por rocas que cayeron desde una colina. Otros ocho trabajadores fallecieron en otro alud.

El funcionario de construcciones Jigmee Bhutia informó que su empresa teme que al menos 40 trabajadores que vivían cerca de la planta de energía que estaban construyendo en el estado de Sikim pudieron haber muerto por derrumbes provocados por el sismo.

En tanto, soldados en helicópteros e intentaron llegar hasta el área mientras que otros equipos de rescate empleaban maquinaria pesada para limpiar las carreteras, indicó el funcionario local Janim Lepcha.

El trabajo en la planta hidroeléctrica de Teesta, de 1.200 megawatts, un consorcio elaborado entre la empresa constructora y el gobierno estatal estaba a punto de ser concluido y el proyecto sería inaugurado en poco tiempo.

El sismo ha provocado la muerte de por lo menos 60 personas en Sikim, 12 más en Bengala Occidental, seis en Bihar, seis más en el país vecino de Nepal y otras siete en la región china del Tíbet, informaron las autoridades el miércoles.

Se teme que la cifra mortal aumente cuando los equipos de rescate logren avanzar hasta las poblaciones remotas.

Unos 60 turistas que estaban varados desde hace tres días en la ciudad de Lachung fueron llevados en helicóptero a Mangan, el poblado más cercano.

"Estábamos esperando ser rescatados", dijo a The Associated Press el empresario indio Kiran Palany.

___

Los periodistas de The Associated Press Nirmala George en Nueva Delhi y Wasbir Hussain en Gauhati colaboraron con este reporte.