Las fuerzas de seguridad sirias irrumpieron el miércoles en varias escuelas en todo el país y detuvieron a estudiantes que manifestaron contra el régimen del presidente Bashar Assad, mientras los soldados mataron a por lo menos cuatro personas en el centro de Siria, denunciaron activistas.

Los Comités de Coordinación Locales, una red de activistas, dijeron que decenas de estudiantes fueron detenidos en el pueblo sureño de Jassem. Asimismo las fuerzas de seguridad incursionaron en varias escuelas en los suburbios de Harasta, Arbeen y Zamalka, en Damasco.

Los estudiantes han participado en manifestaciones contra el régimen de Assad desde el domingo, el primer día del año escolar.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres, dijo que las fuerzas de seguridad mataron a tres civiles en la ciudad de Homs y uno en el pueblo cercano de Rastan.

Reportó que los cadáveres de otras tres personas que desaparecieron la semana pasada fueron hallados o entregados a sus familias por las autoridades en la provincia norteña de Idlib y en la región central de Hama.

El presidente estadounidense Barack Obama instó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a imponer sanciones a Siria debido a su represión mortífera. Dijo el miércoles a la Asamblea General de la ONU que "no hay excusas para no actuar".

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan dijo que su país considera sanciones y está coordinando sus políticas con Estados Unidos. Turquía es socio comercial importante de Siria. Según la agencia noticiosa estatal turca, Anatolia, Erdogan dijo que "nunca quisimos que las cosas llegaran hasta este punto, pero lamentablemente el gobierno sirio nos ha obligado a tomar tal decisión".

El levantamiento sirio comenzó a mediados de marzo, durante la ola de protestas en el mundo árabe que derribó los regímenes de Túnez, Egipto y Libia. Assad ha respondido con una represión brutal que, según la ONU, ha matado a 2.600 personas.

Un video de un aficionado en línea muestra a la gente corriendo por una calle en el pueblo de Qusair, cerca de la frontera con Líbano, mientras se oyen disparos. Se oye a un hombre que grita "¡Están disparando contra los estudiantes en la ciudad de Qusair!"

Otro video muestra el funeral de un maestro de escuela identificado como Jihad Haji que según se dijo fue muerto a tiros por las fuerzas de seguridad. Se oye a jóvenes que entonan "No hay otro Dios que Dios y Assad es el enemigo de Dios" mientras transportan el féretro en Weaer, cerca de Homs.