Las víctimas fatales por una explosión en una hidroeléctrica se elevó a ocho el jueves, cuando falleció uno de los heridos, informaron en la jornada las autoridades.

Carlos Iván Márquez, director de la oficina Nacional de Atención de Desastres, dijo en diálogo telefónico que aparte de los ocho muertos, hay otras seis hombres heridos.

La explosión, cuyas causas se desconocen hasta el momento, ocurrió el miércoles por la tarde en la central La Esmeralda, ubicada en la zona de Chinchiná, en el departamento de Caldas y a unos 150 kilómetros al noroeste de Bogotá.

La empresa Central Hidroeléctrica de Caldas (CHEC), que maneja la planta, dijo en la jornada en un comunicado en su página de internet que el estallido se produjo en una tubería de 520 metros de longitud y por la que se transporte el agua desde la parte alta hacia las turbinas para la generación de energía eléctrica.

La tubería, añadió la empresa, era sometida a un mantenimiento rutinario contra la oxidación.

"En el momento del accidente se había terminado la aplicación del último recubrimiento (contra la oxidación) y por razones que aún no se han determinado, al parecer se genera un incendio en el interior de la tubería originado por causa indeterminada", dijo la compañía.

La Esmeralda se compone de dos unidades generadoras a base de turbinas de 15 megawats cada una, de acuerdo con CHEC.