Argentina anunció hoy que reforzará la vacunación de sus rodeos de ganado contra la fiebre aftosa ante la detección de un brote de esa enfermedad en Paraguay.

El ministro de Agricultura argentino, Julián Domínguez, dijo que se destinarán 3,2 millones de dosis extras de vacunas a los productores ganaderos de las provincias argentinas de Chaco, Formosa, Corrientes, Entre Ríos y Salta.

"Nuestro país tiene una alta inmunidad y está preparado para afrontar cualquier emergencia sanitaria", aseguró Domínguez.

El ministro dijo en un comunicado que "Argentina reforzó todas las medidas para prevenir el ingreso del virus" de la fiebre aftosa "y tiene una fuerte capacidad para el control de estas enfermedades, con instalaciones y profesionales de primer nivel".

El lunes último, el servicio sanitario de Argentina declaró el estado de alerta sanitario tras la detección de un brote de fiebre aftosa en Paraguay y suspendió en forma preventiva el ingreso a su territorio, tanto como importación o tránsito a terceros países, de toda mercadería originaria de Paraguay que pueda ser vehículo del virus de la fiebre aftosa.

Asimismo, Argentina dispuso adelantar al 20 de septiembre el inicio del segundo período de vacunación antiaftosa en las provincias de Salta, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, todas fronterizas con Paraguay, y Entre Ríos, fronteriza con Uruguay.

Domínguez señaló hoy que Argentina mantiene una comunicación "permanente" con las autoridades agropecuarias de Paraguay, a quienes ofreció "toda su ayuda para controlar el brote", detectado en la zona central de Paraguay.