El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, propuso hoy un calendario con un plazo de un año para que palestinos e israelíes lleguen a un acuerdo de paz definitivo, y que incluye reanudar sus negociaciones en un plazo de un mes y lograr el estatuto de observador.

"¿Por qué no considerar para Palestina un estatuto de observador en Naciones Unidas?", cuestionó Sarkozy, que consideró que ello "sería un paso importante y saldríamos del inmovilismo del que se alimentan los extremistas", dijo Sarkozy durante su intervención ante el pleno de la Asamblea General de la ONU.