Puerto Rico se asociará con varias agencias federales para enjuiciar casos criminales y ayudar a una agobiada fuerza policial a contener la violencia creciente, afirmó el martes el gobernador de la isla.

Al menos una decena de delitos van a ser procesados a nivel federal, como el robo violento de autos, tiroteos desde autos en marcha y posesión de armas, como parte de una colaboración con agencias como el FBI y la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF por sus siglas en inglés), de acuerdo con el gobernador Luis Fortuno.

La iniciativa temporal se aplica solamente a cinco de las 13 regiones judiciales de Puerto Rico, entre ellas la capital, San Juan, la norteña ciudad costera de Carolina y la sureña ciudad de Ponce, la segunda mayor del país.

Fortuno dijo que considera que la asociación va a ayudar a reducir la delincuencia porque obtener fianza a nivel federal es más difícil y las sentencias son más severas.

Puerto Rico, un territorio estadounidense de 4 millones de habitantes, se está acercando a una cifra récord de asesinatos, con 831 muertos este año, comparado con 702 en el mismo período del año previo. Puerto Rico registró el año pasado su segunda mayor cantidad de homicidios: 955. El récord de 995 asesinatos se registró en 1995.

Fortuno negó que la colaboración signifique que el gobierno local no puede lidiar con la violencia.

Dijo que algunos policías puertorriqueños serán entrenados para trabajar junto con agentes federales y que seis fiscales locales trabajarán con el Departamento de Justicia para lidiar con lo que anticipan va a ser un incremento en los casos.

La iniciativa pudiera ser expandida a otras regiones, dijo la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez.

"Vamos a monitorear los resultados", dijo. "Queremos ver cuál va a ser el impacto".

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino