La presidente de Argentina, Cristina Fernández, exhortó el miércoles a los organismos financieros mundiales poner fin a la especulación en los mercados bursátiles, pues ha sido la causa de que miles de personas se queden sin empleo y queden excluidos de los servicios educativos y de salud.

En su discurso ante el seno de la 66 Asamblea General de la ONU, la mandataria argentina acusó a los organismos financieros de haber utilizado a Argentina como conejilla de indias, denunciando que ello llevó a la nación sudamericana a una crisis de enormes consecuencias.

No obstante, aseguró que las reformas que ha impulsado en los últimos anos ha permitido que el país salga de su crisis y se coloque en la ruta del crecimiento. "Hemos reducido la pobreza a un dígito y tenemos los niveles de desempleo más bajos de la zona".

Dicha situación, continuó la mandataria, ha permitido volver a las rutas del crecimiento y realizar sus pagos de la deuda en tiempo y forma.

"Queremos reiterar a la luz de nuestra propia necesidad de que los organismos de crédito trabajen en un mecanismo de control porque de lo contrario no habrá una estabilidad en los mercados", dijo.

Fue enfática al señalar sobre la urgencia de una reforma al interior de la ONU con el fin de atender las demandas actuales, específicamente en el Consejo de Seguridad, "donde un pequeño grupo define los destinos del mundo".

"Tenemos que eliminar la figura de miembros permanentes y sobre todo el derecho al veto", expresó.

Sobre el tema palestino, Fernández pidió a la comunidad internacional votar para que Palestina se convierta en el miembro 194 de la ONU, "porque sólo así se desactivará el flagelo del terrorismo, del cual Argentina ha sido víctima".

Opinó que al aceptar a Palestina como estado miembro, se vota por la seguridad en la zona y se contribuye a tener un mundo seguro y justo.

Finalmente, exhortó al gobierno británico a cumplir con las resoluciones de la ONU para devolverle la soberanía a Las Malvinas.