Las medidas que están aplicando Argentina y Brasil para proteger a sus industrias ameritan un diálogo profundo en el Mercosur para que sus dos socios menores, Uruguay y Paraguay, no se vean afectados en sus exportaciones, dijo el miércoles la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU).

"Siempre que hay crisis externas los países tienden a proteger sus industrias y, en este sentido, tanto Argentina como Brasil tienen un plan de sustitución de importaciones previsto hasta el año 2020", explicó a la AP la secretaria de la UEU, Teresa Ahisemberg.

Agregó que ambos países comenzaron "con las demoras en conceder licencias de importaciones, lo cual perjudica al sector exportador que ve demorar el ingreso de sus productos a esos mercados. Y ahora llevan a cabo planes más amplios. A uno de ellos se le conoce como Brasil Mayor, que implica nuevas medidas de defensa de sus industrias, como exenciones fiscales, reducciones tributarias".

En tanto en Argentina, explicó la secretaria de la UEU, se obliga "a exportar el equivalente a lo que se importa".

"El gobierno uruguayo... intenta establecer negociaciones con los dos países para intentar disminuir el impacto que esas medidas pueden tener para Uruguay", sostuvo Ahisemberg.

Por su parte, el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, dijo que "no considero adecuadas" las medidas proteccionistas durante una reunión del Centro Comercial e Industrial.

"Necesitamos un fluido comercio con nuestros socios del Mercosur, y eso es algo muy importante, porque hay una parte importante de la producción de nuestro país que se canaliza a la región... el Mercosur es parte de la estrategia de desarrollo del país, es muy difícil imaginar un país productivo sin una integración que funcione", destacó.

Brasil es el principal comprador de productos de Uruguay por más de 1.000 millones de dólares anuales. Por su parte, Argentina compró en 2010 productos uruguayos por 504 millones.

"Por eso entendemos que es necesario que el Mercosur mantenga un diálogo profundo, porque el problema es que el Mercosur toma decisiones por separado y no en conjunto", dijo Ahisemberg.

Días atrás Brasil elevó el impuesto que aplica a los vehículos importados. En 2010, las exportaciones de vehículos uruguayos al exterior sumaron 103 millones de dólares, la mayoría de las cuales tuvieron como destino a Brasil; mientras que la venta de autopartes al exterior representó un total de 228 millones de dólares.

Las medidas anunciadas por Brasil para el sector automotriz podrían tener un impacto en los protocolos que el Mercosur firmó el 9 de septiembre con México en los que se instrumentó un virtual libre comercio en el sector.

En 2010 el comercio automotriz entre México y Brasil alcanzó los 3.300 millones de dólares y en los primeros siete meses de 2011 llegó a 2.100 millones, de acuerdo con cifras del gobierno brasileño.