El tránsito en muchas carreteras de Bahrein llegó casi a detenerse después de que grupos que favorecen las reformas hicieron un llamado a congestionar las carreteras con autos en una muestra de fuerza antes de las elecciones parlamentarias programadas para este fin de semana.

Los manifestantes de mayoría chií están buscando enviar un mensaje de desafío a las autoridades suníes después de algunas advertencias de que se adoptarían medidas duras a cualquier esfuerzo que se intente realizar durante los comicios programados para el sábado en este reino del Golfo Pérsico.

Los congestionamientos viales afectaron la hora del transporte de la mañana del miércoles. Las fuerzas de seguridad se mantuvieron en alerta máxima, pero no hubo información de efrentamientos violentos.

La mayoría chií de Bahrein comenzó a manifestarse y a organizar protestas en febrero en busca de mayores derechos de manos de la dinastía reinante suní de Baherin.

Los grupos chiítas están instando a un boicot a las próximas elecciones en las que se elegirán a 18 nuevos legisladores que ocuparán los escaños de chiítas que renunciaron al parlamento para protestar por la represión a las manifestaciones.