Más de 100 líderes religiosos de todo Nuevo México firmaron una carta abierta enviada a los legisladores estatales en apoyo a una ley estatal que permite que los inmigrantes ilegales consigan licencias para conducir de Nuevo México.

Los líderes de una decena de credos presentaron la carta abierta el miércoles, mientras pastores y rabinos presionaban a los legisladores.

Los líderes religiosos denunciaron en la carta la "retórica cargada de odio" que rodea el debate sobre los intentos para derogar la ley.

Holly Beaumont, directora de la organización Interfaith Worker Justice New Mexico, dijo que alrededor de 115 pastores, sacerdotes, rabinos y otros líderes religiosos firmaron la carta.

William Gheen, presidente del grupo nacional Americans for Legal Immigration PAC, que busca frenar la inmigración ilegal, dijo que esa organización estaba pidiendo a voluntarios de todo Estados Unidos que le escribieran a los legisladores de Nuevo México para apoyar la derogación.