Un juez colombiano aplazó para el próximo viernes la decisión de enviar a prisión al suspendido alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, dentro de la causa que se le sigue por cargos relacionados con corrupción en contratos de obras públicas en la ciudad.

"Para garantizar los derechos de las partes y adoptar una decisión aplomada, considero que se debe aplazar la audiencia para el próximo viernes a las 12 del día (hora local) (17:00 GMT)", dijo el juez Jorge Polidoro Bernal.

El fiscal del caso, Ricardo González, reiteró los cargos contra Moreno, quien debe responder por los presuntos delitos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación a favor de terceros y concusión.

Tanto la Fiscalía como la Procuraduría General de Colombia pidieron al juez del caso que ordene la prisión a Moreno pues consideran que hay pruebas para enviarlo tras las rejas.

En la extensa sesión de hoy, que se prolongó por más de ocho horas, el abogado de Moreno, Mauricio Alarcón, refutó las pruebas del Fiscal y señaló que contra su defendido "lo que hay es un montaje".

Indicó que Moreno "jamás se reunió ni exigió dinero al conglomerado 'Nule', de propiedad de los hermanos Manuel y Miguel Nule, y su primo Guido Nule, y que no dejó en vilo decenas de obras de infraestructuras en Bogotá y otras ciudades del país".

Esta es la segunda vez que el juez aplaza la diligencia.

La vista se celebra en un juzgado de garantías de la concentración judicial de Paloquemao, situada en el centro oeste de Bogotá, en medio de fuerte presencia de defensores y opositores del suspendido alcalde Moreno y de un nutrido grupo de periodistas que siguen segundo a segundo el caso.

Los cargos no fueron aceptados por Moreno, suspendido en sus funciones hace cuatro meses por el procurador general, Alejandro Ordóñez, que lo vinculó con un proceso disciplinario por los mismos hechos.

Moreno pertenece al opositor Polo Democrático Alternativo (PDA) y fue elegido en los comicios de octubre de 2007, para un mandato de cuatro años.