El grupo textil español Inditex logró en su primer semestre fiscal (febrero a julio) un beneficio neto de 717 millones de euros (unos 980 millones de dólares), el 14 % más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía.

Las ventas del grupo, dueño de la marca Zara, repuntaron el 12 % y se situaron en 6.209 millones de euros, en tanto que a tipos de cambio constantes el incremento habría sido del 13 %, añadió la firma, que destacó su estricto control de gastos operativos y su crecimiento en Asia.

Por marcas, Zara facturó 4.043 millones de euros y Pull& Bear, 421 millones de euros, con aumentos en ambos casos del 13 %, en tanto que Massimo Dutti subió sus ventas un 19 % y sumó 456 millones, añadió en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador bursátil español.

Bershka aportó una cifra de negocios de 598 millones de euros, el 6 % más; y Stradivarius de 395 millones de euros, el 13 % más.

Las ventas de Oysho crecieron el 6 % (140 millones de euros), las de Zara Home, el 4 % (134 millones de euros), y las de Uterque, el 23 % (31 millones de euros).

El resultado bruto de explotación (EBITDA) fue de 1.261 millones de euros, el 9 % más, y el margen bruto sobre ventas mejoró un 11 %, hasta 3.625 millones.

Con respecto al inicio de su primer trimestre, la compañía destacó que entre el 1 de agosto y el 17 de septiembre, las ventas en tienda a tipos de cambio constantes crecieron un 9 %.

En los próximos meses, Zara entrará en nuevos mercados como Sudáfrica, Taiwán, Georgia, Azerbaiyán y Perú.

Inditex abrió en su primer semestre 177 tiendas en 35 países, con lo que pasó a sumar 5.221 establecimientos en 78 mercados, según la nota, en la que se señala que el grupo "continúa viendo oportunidades globales de crecimiento".

Por áreas geográficas, el 26 % de las ventas se produjeron en España, dos puntos porcentuales menos que un año antes, y el 45 % en el resto de Europa, que mantuvo su peso.

Asia y el resto del mundo concentró el 17 % de las ventas de Inditex, frente al 15 % de un año antes, y América se mantuvo en el 12 %.

En los últimos doce meses, Inditex generó 9.225 puestos de trabajo y cerró el primer semestre de 2011 con una plantilla de 103.201 empleados.

Desde el pasado 6 de septiembre, todas las cadenas del grupo venden a través de internet. Un día después, Zara lanzó su tienda "online" en Estados Unidos y está previsto que el 20 de octubre lo haga en Japón.