General Motors Co. trata de comprar la participación del 1% que le vendió a su principal ex aliado comercial en China, mientras amplía sus inversiones en tecnología en un mercado donde realiza esfuerzos para mantenerse a la vanguardia, dijeron funcionarios el miércoles.

GM tiene el derecho contractual de volver a comprar la participación que le vendió a su socio Shanghai Automotive Industrial Corp. para reunir dinero cuando tenía dificultades financiera y los funcionarios dijeron el miércoles que el asunto está en discusión.

La empresa abrió un centro de avance tecnológico en Shanghai con el objeto de lograr un diseño ligero, más seguro y más eficientes en sus automóviles para China, donde pronostica que la venta de vehículos aumentará en un 5% hasta 19 millones de unidades en este año, en una considerable reducción del crecimiento de años recientes, que llegó a los dobles dígitos.