El presidente francés, Nicolas Sarkozy, propuso el miércoles un calendario para que que israelíes y palestinos lleguen a un acuerdo de paz en un año, como parte de un esfuerzo concertado con Estados Unidos para disuadir a los palestinos de solicitar la membresía plena en la ONU.

Sarkozy habló ante la Asamblea General poco después de que el presidente Barack Obama advirtió que no podía haber "atajos" hacia la paz y que sólo las negociaciones — no las declaraciones de las Naciones Unidas — son esenciales para una paz duradera.

Aunque Obama se abstuvo de pedir abiertamente a los palestinos que abandonaran sus planes de obtener el reconocimiento de la condición de Estado de parte del Consejo de Seguridad de la ONU — planes que Estados Unidos, el principal aliado de Israel, ha prometido vetar en el Consejo de Seguridad — Sarkozy usó un tono más comprometido.

El mandatario instó a las dos partes y a la comunidad internacional para que todos aborden el estancado proceso de paz con ideas y tácticas nuevas.

"Dejemos nuestros interminables debates sobre los parámetros, hagamos negociaciones y adoptemos un calendario preciso y ambicioso", dijo Sarkozy a los mandatarios y altos funcionarios reunidos en la sede de la ONU en Nueva York.

"Sesenta años sin avanzar un centímetro: ¿No indica eso que debemos cambiar el método y el calendario aquí?", agregó.

"Fijemos un mes para que se reanuden las conversaciones, seis meses para llegar a un acuerdo sobre las fronteras y la seguridad, y un año para llegar a un acuerdo definitivo", dijo.

Un alto funcionario de la Unión Europea dijo que la propuesta presentada por Sarkozy coincide con una presentada el martes por la máxima diplomática de la Union Europea, Catherine Ashton, durante una reunión con cancilleres de la UE. El funcionario habló bajo condición de anonimato debido a lo delicado de las conversaciones.

Sarkozy dijo que las conversaciones estaban "condenadas a fracasar" si cualquiera de las partes imponía condiciones previas.

Por su parte, en el mismo foro, la presidenta argentina Cristina Fernández pidió a la comunidad internacional votar para que Palestina se convierta en el miembro 194 de la ONU, arguyendo que sólo así se derrotará al flagelo del terrorismo, del cual Argentina ha sido víctima.