Asambleístas de oposición de Ecuador anunciaron hoy que pedirán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que visite esta nación andina para que constate la situación de la libertad de expresión, que consideran "crítica".

La petición la realizarán los asambleístas César Montúfar, Jimmy Pinoargote y Fausto Cobo, "en respuesta a los grandes y repetidos atropellos a los Derechos Humanos cometidos por este Gobierno", según un comunicado del equipo de prensa de Montúfar.

En la visita, señala el comunicado, esperan que "se practique una observación in loco a la situación crítica de la libertad de expresión en el país, como lo demuestran la ratificación a la sentencia en contra de diario El Universo (...), los juicios en contra de Juan Carlos Calderón y Christian Zurita" y otros procesos.

"Esta observación in loco será de enorme utilidad para que la Comisión formule recomendaciones al Estado ecuatoriano en el tema libertad de expresión, antes de que la Ley Orgánica de Comunicación sea aprobada, y la comunidad internacional pueda tener una idea clara de la situación de grave vulneración a sus derechos fundamentales que hoy se sufre en el país", finaliza el escrito.

Ayer, un tribunal de apelaciones de Ecuador ratificó la sentencia de 3 años de prisión y 40 millones de dólares de indemnización en contra del exjefe de opinión y tres directivos del diario El Universo por una demanda por injurias presentada por el presidente del país, Rafael Correa.

En los próximos meses el presidente se personará de nuevo en el juzgado por su demanda contra los periodistas Calderón y Zurita por recoger en un libro la alegación de su hermano Fabricio Correa de que el mandatario conocía sus negocios con el Estado, algo que el mandatario niega.

En junio pasado, la relatora para la Libertad de Expresión de la CIDH, Catalina Botero, mostró su preocupación por el uso del derecho penal para "procesar comentarios críticos" en Ecuador.

Hace unos meses seis asambleístas de oposición de Ecuador pidieron al presidente de la Legislatura, Fernando Cordero, que invite a Botero a participar en el debate del proyecto de Ley de Comunicación.

Cordero, que ha señalado que la relación con la relatoría es "estrecha, horizontal y recíproca", no consideró necesaria la participación de Botero, quien aseguró que sí estaría dispuesta a viajar a Ecuador.

De su lado, el Gobierno de Ecuador invitó ayer a la organización estadounidense de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) a que visite el país para conocer "de primera mano" la situación de la prensa, pues cree que su opinión adolece de una versión "sesgada" de la realidad.

El secretario de Comunicación de la Presidencia, Fernando Alvarado, envió la invitación en una carta dirigida al director del departamento de América Latina de HRW, el chileno José Miguel Vivanco.

El pasado 1 de septiembre, Vivanco dijo a Efe en Quito que "la libertad de expresión se encuentra amenazada en Ecuador por las prácticas y las políticas que impulsa el actual Gobierno del presidente (Rafael) Correa".

En cambio, Alvarado señaló en su misiva que "en el Ecuador se respeta la libertad de expresión" y que el Gobierno "busca una verdadera democratización de la comunicación y eso ha alarmado a las cuatro familias propietarias de grandes medios".