La Bolsa de Seúl cerró hoy al alza pese a los temores sobre Grecia y la rebaja de la deuda italiana, debido a que se espera que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos revele medidas para estimular la primera economía mundial.

El índice Kospi del mercado surcoreano cerró con una ganancia de 16,31 puntos, el 0,89 por ciento, y terminó la sesión en 1.854,28 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq subió 7,40 puntos, un 1,57 por ciento, y se situó en 477,51 enteros.

Los inversores esperan que la Reserva Federal permita nuevas ganancias en los mercados internacionales si anuncia hoy nuevas medidas de flexibilización monetaria mediante la compra de bonos.

Esta posibilidad hizo que los inversores se sobrepusieran al temor de que Grecia tenga que recurrir a la suspensión de pagos y que la crisis de deuda se extienda a Italia, la tercera economía de la zona euro.

Los inversores extranjeros se dieron a las compras hoy, pese a que en los últimos 20 días los fondos europeos han retirado del mercado surcoreano unos 958.000 millones de wones (608 millones de euros).

En la jornada de hoy los más beneficiados fueron los valores del motor y las petroleras.

El primer fabricante surcoreano de vehículo, Hyundai Motor, ganó un 1,2 por ciento, mientras que Kia Motors avanzó un 0,98 por ciento.

La banca ganó terreno, ya que los inversores creen que la suspensión el fin de semana de siete cajas de ahorros no tendrá una repercusión negativa muy acusada en el sistema financiero surcoreano.

Así, el primer grupo bancario surcoreano, KB Financial, ganó un 1,02 por ciento, mientras que su rival Woori Finance avanzó un 1,63 por ciento.

La puja por el fabricante de semiconductores Hynix, que perdió un 0,23 por ciento, hizo que SK Telecom, que se ha quedado como único ofertante ante la salida de Stx, cayera un 1 por ciento.

La mayor empresa surcoreana, Samsung Electronics, avanzó un 0,25 por ciento.

La moneda local, el won, se volvió a depreciar frente al dólar pese a la aparente intervención de las autoridades surcoreanas esta noche en el mercado de divisas de Nueva York para contener las caídas.

Al cierre del mercado de Seúl, el dólar se intercambiaba a 1.149,90 wones, 1,5 unidades más que al término de las cotizaciones del martes.