El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, destacó hoy la necesidad de "lograr un mayor equilibrio" entre las medidas de estímulo de la oferta y la demanda laboral, con vistas a mejorar la situación del empleo en la UE.

Andor se pronunció así durante una conferencia sobre la modernización de las políticas de empleo de la UE y la competitividad de la economía europea, organizada hoy en el Parlamento Europeo por el grupo de los conservadores y reformistas (ECR).

Al ser preguntado sobre la eficacia de las políticas de empleo en la UE, comparó la situación de los Estados miembros con la de EEUU, un país que desde el inicio de la crisis económica "se ha centrado en incentivar la demanda de empleo", dijo.

La UE, en cambio, "se ha centrado en mejorar la oferta de fuerza laboral", a través de iniciativas como fomentar la formación continua o incentivar la adquisición de nuevas competencias -lo que se conoce como "reorientación laboral"-, destinadas a aumentar las posibilidades de encontrar empleo.

"Creo que en la UE tenemos que lograr un mejor equilibrio entre ambos enfoques", afirmó el comisario, quien no obstante subrayó la necesidad de "reforzar la protección y las posibilidades de personas con una posición más débil en el mercado laboral", como los jóvenes o las madres trabajadoras.

Según los últimos datos de Eurostat, la oficina comunitaria de estadística, la tasa de desempleo es de un 7,8 % en EEUU, mientras que en el conjunto de la UE y en la zona del euro es del 8,9 %.

El comisario también se refirió a los efectos de las medidas de austeridad sobre el mercado laboral, de las que dijo que "provocaron rápidas caídas del empleo" al ser aplicadas en Irlanda, Grecia y Portugal.

España es un caso especial, pues "también ha registrado una gran caída del empleo", aunque a diferencia de los anteriores este país no ha tenido que recurrir al instrumento de ayuda europeo.

"Los datos demuestran que hay una correlación entre los programas duros de austeridad y los aumentos del desempleo", concluyó Andor.