Los últimos tres años no han sido muy buenos para el valor del dólar frente a otras monedas fuertes del mundo como resultado de la crisis económica global. Y tal como están las cosas actualmente, todo indica que los vientos seguirán soplando en contra de la divisa de Estados Unidos.

Por regla general, un dólar débil nos afecta porque hace que sea más costoso viajar a otros países de monedas fuertes o porque eleva el precio de los productos que importa EE.UU. y que forman parte de los bienes y servicios que consumen las familias.

Pero el dólar a la baja se ha convertido en una oportunidad para muchos inversionistas que destinan su dinero a fondos especializados en monedas.

Estos fondos, mediante operaciones financieras sofisticadas, apuestan a la baja del dólar frente a otras monedas como el euro, la libra esterlina o incluso el real brasileño. Durante este año, por ejemplo, el dólar ha caído más de 6% y ese porcentaje se han convertido en una ganancia de los fondos especializados en monedas.

El dinero está fluyendo hacia estas apuestas sobre monedas. En los primeros siete meses de este año los activos de los fondos de monedas aumentaron 37% y recibieron $2.8 billones en inversión nueva, de acuerdo con The Wall Street Journal con base en datos de Morningstar Inc, una empresa especializada en el análisis de fondos de inversión.

No obstante, obtener buenos resultados con estos fondos no es tarea fácil. Las monedas son inversiones de alta volatilidad, es decir, alto riesgo.

Según Morningstar.com. la rentabilidad promedio anual de los fondos de monedas ha sido de solo 0,18% en los últimos tres años y algunos fondos solo han tenido rentabilidad negativa anual de entre 1% y 2%.

De todas formas, dadas las poco prometedoras tendencias de la economía de EE.UU. es muy probable que continúen las apuestas de los inversionistas a que la moneda se devaluará aún más.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino