Dos hombres a bordo de una motocicleta lanzaron una granada de mano dentro de un bar con karaoke en una población al norte de Filipinas, lo que causó una explosión que mató a cinco personas y otras siete sufrieron heridas, informó el martes la policía.

Entre las víctimas por el atentado del martes por la noche en la población de La Paz, en la provincia de Tarlac había trabajadores del bar, clientes y transeúntes.

El director de la policía provincial Alfred Corpus citó a testigos quienes indicaron que los agresores pasaron por enfrente del bar varias veces antes de arrojar una granada a la gente que estaba sentada a las afueras del lugar. Los sospechosos huyeron, dijo Corpus.

El funcionario de la policía regional Edgardo Ladao indicó el miércoles que el dueño del bar sobrevivió y será interrogado. El hombre dijo que las autoridades estaban considerando que se trató de un pleito personal lo que pudo haber motivado la agresión.