Tras una reunión con delegados del gobierno, sindicatos acordaron el miércoles suspender las protestas en un campo petrolero que produce 25% del crudo de Colombia y que paró su bombeo debido a las manifestaciones.

El acuerdo fue alcanzado en una reunión en el Ministerio de Protección Social o Trabajo entre el titular de esa cartera Mauricio Santamaría, el viceministro del Interior Aurelio Irragori y delegados de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Unión Sindical Obrera (USO), ésta última la mayor agrupación de trabajadores petroleros del país.

Se acordó "la suspensión de las acciones (de protesta)... es como un cese al fuego", dijo en entrevista telefónica Tarsicio Mora, presidente de la CUT, que asistió a la reunión.

Las dos partes convinieron, agregó Mora, un pliego de negociación cuyos puntos claves son discutir ajustes salariales, cuyo porcentaje aún no se fija, y el reintegro de al menos 400 trabajadores que los sindicatos alegan fueron despedidos, mientras la empresa petrolera Pacific Rubiales Energy mantiene que simplemente sus contratos temporales expiraron.

En el campo trabajan unas 12.000 personas de las cuales al menos 5.000 están afiliadas a la USO.

Ese pliego comenzará a ser negociado a partir de mañana en la sede del ministerio con representantes del gobierno, de las centrales obreras y de Pacific Rubiales Energy, una empresa con sede en Toronto y que opera el campo en sociedad con la estatal colombiana Ecopetrol.

"Esperamos que tenga (esa mesa de diálogos) unos resultados efectivos", dijo el ministro Santamaría en declaraciones divulgadas por el canal de noticias ET.

La petrolera aún no comentaba el acuerdo, pero temprano Federico Restrepo, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Pacific Rubiales dijo a los reporteros que en caso de que se suspendieran las protestas, reanudar el bombeo de crudo demoraría de tres a cuatro días.

Debido a las manifestaciones iniciadas el domingo por la noche y que se agravaron el lunes, el bombeo de crudo en el campo fue suspendido el martes. En las protestas manifestantes se enfrentaron con piedras, palos y cocteles molotov con agentes antimotines.

El vasto campo petrolero, de 64.000 hectáreas, está ubicado en Puerto Gaitán, departamento de Meta y a unos 230 kilómetros al sureste de Bogotá; y produce cada día 225.000 barriles de crudo o aproximadamente 25% del total nacional.

Colombia viene aumentando paulatinamente su producción de crudo y al cierre de agosto alcanzó 953.000 barriles al día, según el Ministerio de Minas y Energía. El gobierno espera cerrar el año con una producción de un millón de barriles diarios.

La paralización del bombeo en el campo fue la segunda desde fines de julio, cuando se produjeron protestas similares.